La Situaciòn en Sudán (UNAMID)

Agradecemos a los señores Lacroix y Cherugi por sus informaciones.

Señor presidente,

Los habitantes de Darfur han vivido en esta guerra durante años y no esperan milagros. Quieren seguridad y quieren poder irse a casa.

Así, los desafíos que enfrenta la UNAMID reflejan los factores más amplios que continúan impulsando el conflicto. Hoy, logros como el mejoramiento de la seguridad siguen siendo frágiles. Casi dos millones de personas están desplazadas y continúan estallando focos de violencia.

Existe el riesgo de que la UNAMID pueda partir de Darfur sin un acuerdo político integral en vigor que involucre a todos los grupos y que su transición pueda dejar importantes desafíos de protección, de derechos humanos, de consolidación de la paz y desarrollo que requieren soluciones a largo plazo.

Para que la misión evite esto, solidifique sus logros y continúe construyendo sobre ellas, es necesario que el consejo brinde suficiente flexibilidad para ajustar las actividades de transición al ambiente político. Además, que cualquier presencia post-salida esté dotada de las capacidades requeridas  para la vigilancia del cese al fuego,  el desarme y la desmovilización.

En términos de consolidación de la paz, también es necesario que cuente con las herramientas para abordar las causas profundas del conflicto, para monitorear y atender la violencia intercomunal, el desplazamiento generalizado y las violaciones de derechos humanos.

Senor presidente,

La situación en Darfur está vinculada al proceso político que actualmente tiene lugar. Por esta razón, es imprescindible que el proceso de  salida de la UNAMID se planifique conjuntamente con un proceso político viable que incluya a todas las partes, a fin de garantizar una paz sostenible.

Señor presidente,

En una nota muy positiva, el 17 de agosto, cuatro meses después de una campaña de protesta que sacò a Omar al-Bashir del poder, la coalición opositora Fuerzas de Libertad y Cambio firmó un acuerdo para compartir el poder con la junta militar gobernante. Este acuerdo allanará el camino para las elecciones, al cierre de un período de tres años de reformas supervisadas por civiles.

En este contexto, el Consejo de Seguridad debe brindar a la UNAMID la flexibilidad que necesita para navegar en esta frágil situación política y continuar considerando opciones para una presencia internacional, posterior a la salida Darfur. Así abordaremos las necesidades políticas, de consolidación de la paz, de protección, de respeto de derechos humanos  y de desarrollo restantes y se garantizará que Darfur continúe por el camino hacia la paz sostenida.

Muchas gracias,

MIREX © 2020 Todos los Derechos Reservados